El “pan nuestro de cada día”

pan.jpg

Cuando deseamos adelgazar nos vemos obligados a reducir nuestro consumo de carbohidratos refinados (pan, pasta, harina, dulces, azúcar, etc.). Es la única forma de lograrlo porque este tipo de carbohidratos se convierten en glucosa (azúcar de la sangre) y el exceso de glucosa se convierte en GRASA con la ayuda de la hormona insulina que produce nuestro cuerpo. Por razones muy interesantes, que veremos a continuación, para muchas personas lo más difícil y “sacrificado’ es reducir su consumo de pan o pasta.

Después de 10 años de haberme dedicado a ayudar a las personas a recuperar su metabolismo y adelgazar he aprendido a reconocer los problemas de metabolismo que pueden causar las llamadas “intolerancias del cuerpo”. Todo el mundo sabe lo que es una “alergia” porque cuando alguien es alérgico a cierto alimento y lo consume la reacción alérgica es más que notable. Las alergias producen dolor de cabeza, picor, pérdida de respiración, flema, indigestión e inflamación lo cual se nota de inmediato en el cuerpo. Si una persona es alérgica a los mariscos y los llega a consumir puede hasta morir de la crisis o reacción alérgica que se ocasione.

Las “intolerancias” son un tipo de reacción negativa del cuerpo a cierto alimento las cuales no incluyen manifestaciones del sistema inmune (picor, flema, inflamación, etc.). Una “intolerancia” es un tipo de reacción negativa del cuerpo menos notable que una alergia. No obstante, cuando el cuerpo tiene una intolerancia a algún alimento y nosotros lo consumimos el metabolismo se reduce al punto que no podremos adelgazar. O sea, las “intolerancias” nos engordan porque reducen el metabolismo.

Los alimentos que más “intolerancias” causan son trigo, soya y maíz. En mi experiencia el alimento que más evita que algunas personas puedan bajar de peso es el trigo que es la fuente de donde se prepara nuestro “pan de cada día”. La pasta, los pasteles (bizcochos) y una parte importante de casi todas las otras comidas contienen trigo.

El trigo contiene una proteína llamada “gluten” que es una proteína que para muchos de nosotros nos evita adelgazar. El gluten ocasiona muchas veces una “intolerancia” que trae consigo estreñimiento, dolores de cabeza, cansancio, indigestión, gases y acumulación de agua en el cuerpo. Cuando una persona es “intolerante” al gluten que contiene el trigo se le hará imposible adelgazar además de que puede sentir desajustes emocionales como ansiedad, pérdida de memoria, desorientación y hasta depresión. Inclusive se ha visto que muchos niños y adultos que hoy están siendo diagnosticados con la enfermedad de moda de los psiquiatras “Síndrome de Deficiencia de Atención” (A.D.D. o A.D.H.D. en Inglés) realmente lo que tienen es una intolerancia al gluten. Si hacen una dieta libre de trigo y gluten muchos de ellos empiezan a ser “normales” nuevamente.

Hay una enfermedad llamada “celiac disease” que pocos doctores saben diagnosticar. Es una enfermedad causada por una severa intolerancia a la proteína del gluten que está en el trigo. Hay familias que sufren muchísimo con enfermedades extrañas y problemas de tipo emocional o de comportamiento solamente porque desconocen que son intolerantes al gluten. Algunos de ellos terminan drogados con antidepresivos lo cual termina de agravar su obesidad.

Algo interesante es que se descubrió que el gluten del trigo contiene una sustancia que funciona como opiado. Un “opiado” es una sustancia que tiene efectos parecidos al opio (la fuente de las drogas morfina y heroína) y que tiene un poder adictivo. ¡Es por esto que muchas personas que están sobrepeso u obesas están también adictas al pan! Ven una bandeja de pan y la boca les babea y algo muy dentro de ellos les dice a gritos: ¡DÁMELO!

Conozco este tema por carne propia. Cuando quise bajar de peso fui descubriendo que mi cuerpo era uno de esos cuerpos que no quiere nada que tenga que ver con el gluten o trigo. Cuando yo comía un poco de pan o pasta sentía que mi cuerpo se sentía más pesado y observaba que la ropa me quedaba más apretada. Pero, además de eso, no podía adelgazar aunque hiciera la dieta que hiciera. Con el tiempo descubrí que el gluten ocasiona una reacción en mi cuerpo que lo obliga a retener agua y por eso toda la ropa se sentía más apretada. Descubrí que si evitaba totalmente el gluten y los productos o salsas con trigo podía adelgazar.

En mi libro “El Poder del Metabolismo” dediqué un capítulo al tema de las “intolerancias”. Ya he recibido cientos de cartas de personas que finalmente lograron adelgazar al eliminar de sus dietas el trigo. Otros han podido también dejar de tener indigestión, dolores de cabeza y hasta problemas con su tiroides desde que eliminaron el trigo de su dieta. Algunos investigadores han llegado a la conclusión que para la persona que es intolerante al gluten se le ocasiona daño a su glándula tiroides cuando lo consume.

Es que todos venimos de distintos orígenes hereditarios. Algunos de nuestros antepasados, que son los que determinan las características genéticas de nuestros cuerpos, eran cazadores y recolectores en vez de agricultores. Los cazadores y recolectores no cultivaban la tierra y no consumían el trigo por lo tanto sus cuerpos no se adaptaron a su consumo. El trigo es un tipo de hierba salvaje que fue domesticada y convertida en cultivo por nuestros antepasados más modernos los agricultores.

De todas maneras, si descubre que su cuerpo es intolerante al trigo todavía le quedan la mayoría de los otros alimentos que puede disfrutar. Lo que pasa es que si no lo descubre y resulta que su cuerpo es intolerante al gluten estará usted expuesto a fracasar en todos sus intentos de adelgazar si no se cuida del sabroso y tentador “pan nuestro de cada día”.

Frank Suárez, Especialista en Obesidad y Metabolismo

About these ads

3 respuestas a El “pan nuestro de cada día”

  1. Victor Portillo dice:

    Hola, leí su artículo y me parece súper interesante debido que yo soy adicto al pan, no como casi nunca arroz, pero el pan lo como por lo menos 2 veces al dia, a veces hago relajo con eso y digo que soy hijo de un panadero, pero el punto está en que no he podido rebajar, y el otro punto está en que a mi no me gustan los vegetales ni las frutas, solamente mango, asi que no se con que pueda cambiar o dejar de comer el pan por comer otra cosa, alguna sugerencia será bien recibida, gracias.

    Hola Victor:
    Para rebajar hace falta entender el METABOLISMO. No es cuestió de “hacer dieta” solamente. Hay que mejorar el metabolismo y eso es lo que quema la grasa del cuerpo. Le recomiendo que lea mi libro “El Poder del Metabolismo” donde se explica como aumentar su metabolismo y la dieta correcta que debe hacer. La adicción al trigo (pan, pasta, harina, etc.) simplemente no le permitirá adelgazar. Hay formas de “romper el vicio” en mi libro. De hecho, hay un cápitulo titulado “Rompiendo el vicioque puede ver en este enlace. Pero, nada sustituye el leer el libro y aplicar TODOS los conocimientos y las técnicas que le ayudarán a lograr su meta sin tanto esfuerzo.
    Saludos, Frank Suárez

  2. Patricia Alvarado dice:

    Estimado señor: Quisiera saber si consumir avena puede ser beneficioso, ya que he notado que satisface bastante, o por tener gluten tiene los mismos efectos del trigo? Le agradecería una respuesta. Muy interesante toda la información de este sitio. Gracias. Espero comprar su libro pronto. Lo venderán en Costa Rica?
    Gracias.

    Hola Patricia:
    La avena puede ser beneficiosa. Ahora, si usted desea rebajar la avena no le ayudará debido a que es un almidón y todos los almidones se convierten en glucosa (azúcar de la sangre) lo cual nos hace engordar. Mi libro “El Poder del Metabolismo” próximamente será publicado por la casa editorial PAX que es de Mexico pero tambien distribuye en Costa Rica.
    Saludos, Frank Suárez

  3. Vincent Cruz dice:

    Saludos, Le escribo porque tengo una gran inquietud, mi madre y yo nos unimos al programa de Natural Slim, juntos empezamos el tratamiento, rápidamente en las primeras dos semanas yo perdí 7 libras y mi madre perdió 6, lo mismo ocurrió en las próximas 2 semanas, cuando cumplimos un mes con el tratamiento mi madre continuó teniendo buenos resultados, en total hasta el día de hoy ha perdido 21 libras, pero yo luego de perder 9 libras me estanqué y no he perdido más, ni se ha notado algún cambio en mi ropa o cuerpo. Siento como si mi cuerpo se acostumbró al tratamiento, he aumentado la dosis de aceite de coco a 3 cucharadas y he dado al cuerpo algo de carbohidratos para ver si arranca, pero no tengo resultados. Casi estoy seguro que he continuado correctamente el tratamiento, a mi madre le continua funcionando incluso su diabetes a desaparecido casi por completo. Cree usted que pueda recomendarme algo que me ayude? Pues estoy seguro que el problema es mi cuerpo. La agradezco su ayuda por adelantado.

    Hola Vincent:
    Fíjese que lo usual es exactamente al reves: los hombres bajamos rápido de peso y las mujeres mucho más lentamente. Lo suyo es algo realmente extraño pero en este tema del metabolismo TODO tiene una razón de ser. Lo suyo me suena a problemas con la glándula tiroides. No se si tiene mi libro, “El Poder del Metabolismo” donde se explica como TOMARSE LA TEMPERATURA DEL CUERPO usando un termometro de cristal para saber si hay problemas con la tiroides o no. Existe un tipo de hipotiroidismo que no se refleja en los examenes de laboratorio y se llama “hipotiroidismo subclinico”.
    Saludos, Frank Suárez

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 65 seguidores